Ir al contenido principal
none

Cómo desinfectar las manos para prevenir infecciones

Desinfectar las manos adecuadamente es imprescindible para prevenir infecciones y enfermedades, especialmente cuando realizamos ciertas tareas como cocinar, manipular alimentos o tras ir al baño.

Tanto el lavado como la desinfección de las manos son medidas higiénicas muy importantes a la hora de evitar la propagación de un buen número de enfermedades tan comunes como los resfriados, la gripe, las gastroenteritis y otro tipo de infecciones. Para beneficiarse de una buena higiene es fundamental aprender a hacerla de forma correcta. A continuación, en el siguiente artículo, explicamos la importancia de lavarse y desinfectar las manos para prevenir infecciones y cuándo y de qué manera tenemos que adoptar esta práctica higiénica.

¿Por qué es importante lavar y desinfectar nuestras manos correctamente?

Una buena higiene de manos nos ayuda a conservar la salud. Como avanzamos, unas manos limpias contribuyen a evitar que nos contagiemos de distintas enfermedades y, además, se dificulta su transmisión a otras personas.

Estas enfermedades pueden ser causadas por los virus y bacterias que podemos portar en las manos después de ir al baño, cambiar un pañal, manipular carne cruda o tocar cualquier elemento, como el picaporte de una puerta, que haya sido previamente contaminado con estos patógenos, por ejemplo, cuando lo ha tocado antes una persona enferma.

Si nuestras manos se contaminan y no las lavamos, somos propensos a transmitir este tipo de enfermedades, ya que contaminaremos todos los elementos que toquemos y que después serán tocados por otras personas. Además, corremos el riesgo de contagiarnos a nosotros mismos si nos llevamos las manos sucias a los ojos, la nariz o la boca o manipulamos y consumimos alimentos también sin lavar.

Mantener la higiene de las manos reduce, por lo tanto, la propagación de los microbios y el riesgo de infección. Se estima que el lavado de manos frecuente reduce enfermedades respiratorias como resfriados un 16 a 21% en la población general (1). Por último, la prevención de enfermedades implica una menor necesidad de emplear antibióticos, lo que ayuda a combatir el problema creciente de las resistencias bacterianas (1).

Cuándo debemos desinfectar nuestras manos

La recomendación es lavarlas con frecuencia con agua y jabón, pero hay situaciones en las que no es posible acceder a estos elementos, por ejemplo, cuando estamos fuera de casa.

En estos casos, ¿cómo desinfectar las manos? La opción para conservar la higiene es el uso de gel hidroalcohólico desinfectante de manos, que también puede ayudar a eliminar microbios, siempre que se utilice correctamente. Además, es muy recomendable el gel hidroalcohólico cuando se acude a visitar a un enfermo en el hospital, en una residencia de ancianos o después de sonarse la nariz, toser o estornudar.

En el caso de los niños, conviene reforzar esta medida higiénica, enseñarles a utilizar correctamente el gel hidroalcohólico y supervisarlos durante su uso para evitar accidentes, por ejemplo, si lo ingieren. En cualquier caso, se trata de un producto que debe guardarse fuera de su alcance, además de leer las instrucciones de uso antes de administrarlo en menores.

Cómo usar un desinfectante de manos

En las ocasiones en las que vayamos a utilizar un gel hidroalcohólico para nuestras manos, es importante que sepamos cómo emplearlo correctamente y qué se puede hacer y qué no al usarlo para poder aprovecharnos de sus beneficios contra los microbios.

Cada fabricante puede tener sus propias indicaciones de uso, en el caso del gel desinfectante Dettol, debemos poner una pequeña cantidad en la palma de la mano, aproximadamente 2 mililitros, que tiene que ser la suficiente como para cubrir toda la superficie a desinfectar, y frotarlas entre 30 y 60 segundos, extendiendo bien el gel por todas partes hasta que se haya secado por completo al aire libre. No hay que aclararlo con agua ni eliminarlo con una toalla o similar, ya que estaríamos reduciendo su acción antimicrobiana.

Al desinfectar las manos para prevenir infecciones es conveniente usar siempre agua y jabón, pero, si no tenemos acceso a estos elementos, igualmente podemos recurrir al uso de gel hidroalcohólico, como el de Dettol. El desinfectante de manos Dettol elimina el 99,9% de las bacterias y virus* sin necesidad de agua o jabón, proporcionando una desinfección de manos fácil estés donde estés.

 

Fuentes:

*Recogido en las normas EN1276, EN1500 y EN14476.

(1) El lavado de manos: las manos limpias salvan vidas. CDC.gov  

Experiencia Nuestra