Breadcrumbs

Cómo enseñar a los niños la importancia de la higiene

Las manos son uno de los principales portadores de gérmenes, especialmente las manos de los más pequeños que siempre están jugando y explorando Lavar sus manos concienzudamente con agua templada y jabón es una de las mejores formas de protegerte a ti y a tu familia de muchas enfermedades. Por eso es importante hacer que el lavado de manos sea divertido para los niños, de lo contrario no lo adquirirán entre sus hábitos. Aquí tienes varias técnicas para el lavado de manos que ayudarán a evitar una batalla diaria.

 

Haga un gráfico de lavado de manos

Una forma fácil de hacer que el lavado de manos sea divertido para los niños es crear un gráfico de lavado de manos con los momentos en los que los niños deberían lavarse las manos en casa con jabón y agua templada. Estos momentos pueden ser:

  • Antes de desayunar
  • Antes de almorzar
  • Antes de cenar
  • Tras ir al baño
  • Tras jugar fuera
  • Tras el colegio
  • Tras acariciar a cualquier animal

No es necesario que haya un premio, pero a los niños les encantará tener su propio gráfico de lavado de manos como recompensa visual por sus logros.

Canta una canción

Asegúrate de que tus hijos se lavan las manos con agua y jabón durante los 20 segundos recomendados es importante para ayudar a prevenir la propagación de gérmenes. Una buena forma de crear un hábito es enseñarles cómo lavarse las manos mientras cantan su canción favorita. Cuando terminen de cantar, sabrán que se han lavado las manos durante la cantidad de tiempo adecuada. Lo genial de este método es que sus hijos pueden hacerlo en cualquier parte: en el colegio, en casa de un amigo o en los aseos públicos. Incluso puede crear un póster con su canción favorita, como «"Suéltalo"» de Frozen, que les muestre cómo lavarse las manos de forma adecuada.

Haz que sea fácil para ellos

Crear una estación de lavado personalizada para su hijo en casa con un taburete y el jabón de manos es otra forma de hacer que la higiene sea divertida. Cuanto más fácil sea para sus hijos lavarse las manos, menos pesada se les hará la tarea. Deja que tu hijo seleccione las cosas que necesita, como una toalla especial para secar sus manos, para que realmente se enorgullezca de lavarse las manos por sí solo. Con el tiempo puedes introducir diferentes formas para que sus hijos practiquen el hábito de la higiene, desde que son pequeños. Esto puede hacer que la rutina sea más interesante.

Conviértelo en un juego

Si siente que hacer que sus hijos se laven las manos es una pequeña batalla, conviértalo en un juego. Una idea es jugar a "¿Qué manos huelen mejor?". Esto debería garantizar que esas manos se lavan y se frotan bien; incluso es posible que jueguen a esto en el cole con sus amigos. Anima a sus hijos a que utilicen jabón y agua enseñándoles sobre los gérmenes de forma visual. Intenta poner algo de brillantina en sus manos para que represente los gérmenes y así puedan ver que es mucho más fácil lavar los "gérmenes" con jabón, y la importancia de lavar sus manos bien.

 

Añade un poco de arte

Convierte las técnicas de lavado de manos en un proyecto de manualidades divertido. Siéntate con tu hijo para hacer su propio póster que muestre cómo lavarse las manos correctamente y póngalo en el baño para que lo vea bien. Dibujar cómo lavarse las manos paso a paso es una forma genial de ver la importancia del lavado de manos adecuado. Recomendamos las siguientes técnicas de lavado de manos para asegurar que las pequeñas manitas están siempre realmente limpias:

  1. Humedecer las manos con agua del grifo.
  2. Aplicar Jabón líquido para manos Dettol.
  3. Frotar las manos con jabón vigorosamente durante 20 segundos. Recuerde el reverso de sus manos y bajo las uñas.
  4. Enjuagar bien.
  5. Secar las manos con una toalla limpia o un secador de aire.
  6. Utilizar la toalla o el codo para cerrar el grifo.

Hacer esto cantando su canción favorita, como hemos mencionado antes, también es muy recomendable.

 

Rutina y repetición

Nuestro último consejo es predicar con el ejemplo. Debes ser un buen modelo del lavado de manos para sus hijos y muéstreles cómo convertir esto en una rutina. Cuando llegues a casa del trabajo, de hacer la compra o de jugar fuera, siga la rutina de colgar el abrigo, quitarse los zapatos, y luego lavarse las manos con agua y jabón antes de hacer cualquier otra cosa. Cuando salgáis, utilizad productos que le protegen en cualquier parte, como el Higienizante para manos Dettol Incorpore prácticas de higiene a su rutina familiar y pronto una buena técnica de lavado de manos se convertirá en un hábito, uno que protegerá a los más pequeños de los horribles gérmenes.