La diarrea se da cuando se tienen evacuaciones de vientre más líquidas o frecuentes de lo normal. Es uno de los síntomas principales de la gastroenteritis, el otro síntoma son los vómitos. La gastroenteritis es la inflamación del estómago o del intestino por una infección bacteriana o viral. Generalmente, la diarrea dura entre 2 y 4 días y no necesita tratamiento, sin embargo, la diarrea grave puede ser letal. Esto se debe a la pérdida de fluidos en la diarrea líquida, particularmente en los bebés y niños pequeños, las personas desnutridas y aquellas con una inmunidad débil. Desafortunadamente, la diarrea es la segunda causa de muerte en niños menores de 5 años en todo el mundo, y causa de 760.000 muertes de niños por año.

La buena noticia es que la diarrea se puede prevenir. Suministrando agua potable segura, mejores instalaciones sanitarias (instalaciones adecuadas para las heces humanas), y lavándose las manos con agua y jabón, el riesgo de sufrir diarrea puede ser reducido en una manera significativa.

Causas

¿Qué causa la diarrea?

En general, las infecciones de diarrea se transmiten a través del consumo de alimentos o agua contaminada (por eso se da luego de comer), de las manos sucias, o del contacto directo con heces fecales. Muchos tipos diferentes de bacterias, virus y parásitos pueden causar gastroenteritis y, de manera subsiguiente, diarrea. Algunos son:

  • Bacterias. Por ejemplo, salmonela o escherichia coli (e. coli)
  • Virus. Por ejemplo, norovirus o rotavirus
  • Parásitos. Por ejemplo, giardia intestinalis

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas?

Se puede experimentar uno o más de los siguientes:

  • Heces líquidas
  • Dolor de estómago o retortijones
  • Necesidad urgente de ir al baño
  • Náuseas y vómitos
  • Fiebre
  • Pérdida de apetito
  • Deshidratación

Los episodios de diarrea generalmente se van luego de pocos días, sin embargo, durante esos días es importante no deshidratarse.

Intenta comer como siempre, pero que tus comidas sean cortas y livianas. Evita comidas abundantes, picantes, muy saladas o muy dulces. Para los bebés con diarrea, se debe continuar con   la lactancia materna o artificial normalmente.

Consejos de prevención

Practica una buena higiene:

Recuerda lavarte las manos frecuentemente con agua y jabón, especialmente después de ir al baño, y antes y después de preparar y comer alimentos.

-Bebe agua potable:

El agua contaminada es uno de los factores más importantes que contribuyen a las enfermedades infecciosas en los países en vías de desarrollo. Asegúrate de tener acceso a agua potable y si guardas agua en casa, asegúrate de que el recipiente donde la guardes esté tapado, no dejes que nadie toque el agua directamente o que tome del recipiente, y aclara bien el recipiente después de cada uso.

Higiene del baño:

Usar un váter limpio y seguro es una parte esencial para prevenir la propagación de gérmenes que causan la diarrea. Siempre usa un váter que esté conectado a la red de saneamiento o sistema de saneamiento individual (por ejemplo, fosas sépticas) y utiliza el papel higiénico. Tira la cadena después de usarlo para asegurarte de que toda la materia fecal es eliminada y usa un limpiador y cepillo para inodoro para quitar lo que haya quedado en la superficie interior del inodoro. También es importante mantener el área que rodea al inodoro y las áreas que se tocan frecuentemente limpias y desinfectadas. Mantén el inodoro tapado para prevenir el contagio de gérmenes a través de moscas.

Los paños que usa para limpiar el inodoro y las áreas que lo rodean no deben ser usados para limpiar otras áreas de la casa.

Higiene alimentaria:

Una buena higiene alimentaria te ayudará a prevenir la gastroenteritis y la diarrea de la intoxicación alimentaria.

Limpia y desinfecta las superficies donde prepares alimentos: después de preparar comida (especialmente carne cruda, pescado o huevos), limpia y desinfecta todas las superficies de la cocina que has usado. Los utensilios, cubiertos y vajilla sucios se pueden limpiar con agua caliente y detergente.

Guarda la comida cruda separada de la comida cocida.

Cocina los alimentos minuciosamente.

Refrigera de la manera adecuada los alimentos para evitar el crecimiento de bacterias.

Toma precauciones extra cuando alguien en tu familia sufra de diarrea.

Evita compartir cubiertos, utensilios, toallas y otros artículos personales como las esponjas con otros miembros de la familia.

Aquellos que sufren de diarrea deben evitar preparar comida para otras personas.

Limpia y desinfecta el inodoro, incluyendo la tapa, después de cada episodio de diarrea.

Recuerda lavarte las manos minuciosa y frecuentemente con agua y jabón.

Espera al menos 48 h después de que se hayan ido los síntomas para volver al trabajo o a la escuela.

Mitos y verdades

  1. "Debes tomar menos líquidos cuando tienes diarrea"

Esto es falso, cuando tienes diarrea es importante tomar muchos líquidos para evitar la deshidratación. Toma pequeños sorbos de agua a menudo, incluso si también tienes vómitos.

  1. "Debes tener cuidado con lo que comes cuando sufres diarrea"

Hay varias opiniones sobre qué y cuándo debes comer mientras tiene diarrea. La mayoría de los expertos tienden a estar de acuerdo en que debes consumir alimentos sólidos. Las comidas deben ser livianas, pequeñas y debes evitar lo picante, pesado o grasoso. Si sientes que no puedes comer, no lo hagas, eso no debería afectarte.