Ir al contenido principal
none

Enfermedades que podemos prevenir al lavarnos las manos

El lavado de manos es esencial para evitar el contagio de virus y bacterias, por eso te explicamos en detalle la importancia de este hábito.

El lavado y la desinfección de las manos son de las medidas higiénicas más importantes para prevenir la transmisión de muchísimas enfermedades infecciosas. Este tipo de enfermedades, fundamentalmente respiratorias y diarreicas, pueden transmitirse a través del contacto estrecho entre personas o al realizar diferentes actividades sin lavarnos las manos, como cambiar un pañal, ir al baño, manipular carne cruda, comer, tocarnos la boca, los ojos, la nariz o manejar cualquier objeto contaminado con gérmenes, como un teléfono o un interruptor de la luz.

Por lo tanto, mantener la higiene de las manos ayuda a controlar la transmisión de patógenos (1). A continuación, detallamos las enfermedades que podemos prevenir al lavarnos las manos.

Qué enfermedades se previenen al lavarse las manos

Son numerosas las enfermedades que podemos prevenir si mantenemos una buena higiene de nuestras manos, sobre todo, las que afectan al aparato respiratorio y al digestivo:     

Neumonía

Según los datos que aporta UNICEF, la neumonía es la enfermedad infecciosa responsable de más mortalidad infantil a nivel mundial (2) y puede prevenirse con el lavado de las manos con agua y jabón.

Enfermedades diarreicas

Al igual que en el caso de la neumonía, el lavado de manos con agua y jabón, en especial tras acudir al baño, ayuda a prevenir la transmisión de patologías que se propagan al entrar en contacto con las heces. Por ello, la recomendación es la higiene de manos después de ir al baño y antes de comer. Con este lavado se ha estimado que el riesgo de sufrir diarrea se reduce en los niños hasta un 40% (4).

Gripe

En el caso de esta enfermedad que afecta a las vías respiratorias, el lavado de las manos con agua y jabón consigue una reducción del 25% (5).

COVID-19

En la actual pandemia ocasionada por el SARS-CoV-2 se ha comprobado la eficacia del lavado frecuente de manos, el uso de la mascarilla y la distancia social como forma de controlar la transmisión del virus (6).

Hepatitis A

Se trata de una enfermedad vírica que afecta al hígado y, como el virus se encuentra en las heces, puede transmitirse a partir de unas manos sucias (7).

Otras condiciones

Otras de las enfermedades que se previenen con el lavado de manos son la conjuntivitis o los tan comunes resfriados.

Cómo lavarse las manos correctamente

Para que el lavado de manos sea eficaz hay que hacerlo de manera correcta. Pero, entonces, ¿cómo lavarse las manos? Lo primero es mojarlas y aplicar la cantidad de jabón suficiente en una de las palmas. Si es una pastilla, frotamos entre ambas manos hasta conseguir la espuma necesaria. Después, debemos asegurarnos de extenderlo bien durante 20 segundos por toda la superficie de las manos, incluyendo los espacios entre los dedos, las muñecas y debajo de las uñas (1). Para terminar, aclaramos con agua abundante. Podemos dejar secar las manos al aire o hacerlo con una toalla o papel limpio.

Las manos tienen que lavarse siempre que estén sucias, pero, también, antes de comer o de preparar alimentos, después de ir al baño, de cambiar un pañal, de tirar o de manipular la basura, de tocar animales, sus desechos o su comida, de manejar sustancias químicas potencialmente tóxicas, de estornudar, toser o sonarse la nariz, de establecer contacto con una persona enferma o sospechosa de estarlo, de limpiar una herida o de tocar objetos potencialmente contaminados, por ejemplo, pomos de puertas o barandillas. En estos casos, si no podemos lavar las manos con agua y jabón, podemos recurrirse al uso de un gel hidroalcohólico, como el de la marca Dettol. El desinfectante de manos Dettol elimina el 99,9% de las bacterias y virus* sin necesidad de agua o jabón, está testado dermatológicamente y proporciona una desinfección de manos fácil sin importar dónde estés.

La importancia de enseñar a los niños a lavarse las manos

Vista la importancia que tiene la higiene correcta de las manos para evitar la propagación de numerosas enfermedades y que muchas de ellas afectan de forma importante a los más pequeños, es fundamental inculcarles, desde corta edad, la necesidad de que se laven las manos con frecuencia. Debemos insistir, sobre todo, en que lo hagan siempre antes de comer y después de ir al baño.

La relajación de las medidas de higiene a estas edades junto con un sistema inmune todavía en desarrollo hacen a los niños más propensos a contraer enfermedades, especialmente, respiratorias y digestivas. Enseñándoles a lavarse las manos les enseñamos a preservar su salud.

 

 

Fuentes:

*Recogido en las normas EN1276, EN1500 y EN14476.

(1) El lavado de manos: las manos limpias salvan vidas. CDC.gov

(2) Mortalidad infantil, que hay detrás de los datos, UNICEF

(3) Día mundial del lavado de manos, UNICEF

(4) Algunos datos sobre el lavado de manos, UNICEF

(5) Organización Panamericana de la Salud

(6) COVID-19, Cómo protegerse y proteger a los demás, CDC.gov

(7) Prevención de la Hepatitis A, MedlinePlus

Experiencia Nuestra