Ir al contenido principal
none

Cómo funcionan los desinfectantes de manos

Los geles antibacteriales son grandes aliados para la higiene, por eso te explicamos cómo funcionan los desinfectantes de manos y cuando usarlos.

Los virus y las bacterias son responsables de múltiples enfermedades. Como están en todas partes, se hace necesario seguir unas medidas de higiene básicas para prevenir su transmisión. La más popular, a la vez que sencilla y efectiva, es el lavado frecuente de manos con agua y jabón. El problema es que no siempre es posible disponer de estos elementos, sobre todo cuando viajamos o nos encontramos fuera de nuestro domicilio. En estos casos, los llamados geles hidroalcohólicos son una buena alternativa, pues permiten mantener la higiene y, por lo tanto, prevenir enfermedades incluso en entornos sin acceso a agua o a jabón.

A continuación, en el siguiente artículo, te explicamos las ventajas del gel hidroalcohólico y cómo funcionan los desinfectantes de manos.

Cómo funcionan los geles hidroalcohólicos

El llamado gel antibacterial, hidroalcohólico o desinfectante es efectivo frente a un buen número de virus, bacterias y hongos que causan enfermedades muy comunes, aunque no lo es contra todos. En cualquier caso, para que estos geles nos proporcionen una buena desinfección, tienen que cumplir una serie de características, que son las que van a garantizar su funcionalidad.

Para que sean eficaces deben contener un determinado porcentaje de alcohol, que se sitúa entre un 60% y 95% (1). También es fundamental su uso correcto, ya que, de lo contrario, pueden perder eficacia. Su efectividad se basa en las propiedades germicidas de los alcoholes, que son capaces de actuar sobre virus, bacterias y hongos, matándolos o inactivándolos. (1)

Por otra parte, no hay que perder de vista que el gel hidroalcohólico es un producto que tiene que utilizarse según las instrucciones del fabricante y con precaución, especialmente cuando se aplica en los más pequeños.

Cuándo es recomendable usar un desinfectante de manos

Aunque el agua y el jabón son los recursos más recomendados a la hora de mantener la higiene, existen determinadas situaciones en las que está especialmente indicado el uso de geles desinfectantes de manos. Son las siguientes:

  • Cuando no tenemos acceso ni a agua ni a jabón. En cualquier momento en que no los tengamos, siempre es mejor recurrir al gel hidroalcohólico que dejarse las manos sin lavar.
  • Después de estar en contacto con una persona enferma de alguna condición contagiosa.
  • Tras tocar superficies que puedan estar contaminadas con gérmenes.

Cuando se trata de elegir un gel hidroalcohólico, mejor confiar en una marca reconocida a nivel mundial, como el desinfectante de manos Dettol, que elimina el 99,9% de las bacterias y virus* sin necesidad de agua o jabón.

El gel antibacterial Dettol está dermatológicamente testado, proporciona una desinfección de manos fácil sin importar donde estés y resulta fácil de transportar debido a su formato de 50 ml.

En qué casos no se recomienda usar gel desinfectante (1)

  • Cuando la suciedad es visible, es decir, si tenemos las manos manchadas de tierra, polvo, etc. Un ejemplo sería cuando realizamos alguna tarea en el jardín. En estos casos es necesario el lavado con agua y jabón porque el gel podría no ser efectivo si se aplica sobre tanta suciedad.
  • Si tenemos sustancias grasas en las manos para limpiar no conviene usar directamente el gel, pues las grasas pueden afectar a la efectividad del gel. Puede suceder, por ejemplo, mientras estamos preparando alimentos.
  • Si se ha manipulado alguna sustancia química como, por ejemplo, insecticidas. En esos casos hay que eliminarla recurriendo al agua y al jabón.

Cómo usar el gel hidroalcohólico Dettol

Saber usar bien el gel hidroalcohólico Dettol permite que aprovechemos de todos sus beneficios. Además, es muy importante su uso correcto, no solo por razones de higiene, sino porque hay que tener en cuenta ciertas precauciones para evitar problemas.

Así, para su uso correcto debe ponerse una cantidad suficiente en la palma de la mano, de unos 2 ml, y frotar bien para extender el producto en ambas manos, aproximadamente durante 30-60 segundos hasta que se seque al aire.

Para terminar, estas son algunas precauciones a tener en cuenta al usar este producto:

  • Es muy importante supervisar a los niños para prevenir accidentes e intoxicaciones y utilizarlo con cuidado en menores de dos años.
  • Hay que evitar el contacto con mucosas o zonas de la piel con heridas.
  • No se debe fumar durante su aplicación y siempre hay que mantener el producto alejado de potenciales fuentes de calor.
  • Además, un gel hidroalcohólico mal empleado, por ejemplo aplicado en poca cantidad o si secamos las manos antes de tiempo, es probable que pierda su eficacia, al menos en parte, por lo que es importante tener en cuenta estas cuestiones para garantizar su efectividad.

 

Fuentes:

* Recogido en las normas EN1276, EN1500 y EN14476

 (1) Cuándo y cómo usar el desinfectante de manos en entornos comunitarios. CDC, Centros para el control y la prevención de enfermedades.

Experiencia Nuestra